Ventolino y las Tierras Espejo

“Entonces invadió a Nuria una súbita idea, un pensamiento positivo: ¿y si en verdad existe esa tierra? (…) Por primera vez compartía con su duende las mismas ansias irrefrenables, la avidez de lanzarse a lo desconocido. ¡Más allá del océano!”

 

Nuria ha crecido, tiene trece años. Como ocurrió con su hermano Alex, las aventuras que vivió en Pueritia le resultan lejanas e increíbles. No espera regresar, pero el hada Diana la propone un nuevo viaje…

Ventolino está sufriendo un misterioso cambio: ya no es el ser inteligente, templado y valeroso que conocía; ahora se encuentra alterado y nervioso. Su instinto lo empuja hacia un lugar desconocido al que deberá viajar con Nuria: las Tierras Espejo.